TESOROS VIVIENTES

04-15-2013

Cualquiera que tenga curiosidad sobre Japón, y esté dispuesto a comprender su cultura mejor, está obligado más pronto que tarde a enfrentarse a una verdad incómoda: el Imperio del Sol Naciente es diferente a cualquier otro sobre la faz de la tierra, y sus códigos son en su mayoría acertijos para los no iniciados.

Pero hay búsquedas que son tan profundamente humanas que se convierten en universales, y la búsqueda de la belleza a través del trabajo artesanal es sin duda una de ellas. Para docenas de generaciones, las artes y oficios nipones han perfeccionado innumerables obras maestras, y los japoneses mantienen a los artesanos en tan alta estima que se creó un estatus especial, casi divino, para los más hábiles: se convierten legalmente en tesoros vivientes. 

Goyard comparte esta interminable búsqueda por la belleza a través del gesto perfecto del artesano. Una de las principales preocupaciones de nuestra Maison es mantener viva la exclusiva riqueza de "saber hacer" pasada de una generación de artesanos a otra desde 1853 mediante la formación constante de nuevos artesanos. En Goyard, sabemos perfectamente que el artesano y su obra son indivisibles: es su pasión y dedicación la que fabrica baúles y bolsos excepcionales. Las habilidades son sólo la punta del iceberg: es ese toque extra del alma que aportan el que presta a las creaciones de Goyard su atractivo único.

Esta sensibilidad común es ciertamente uno de los motivos por los que Maison Goyard disfruta de una relación tan privilegiada con Japón. El pueblo japonés comprende nuestra visión basada en la tradición y la atención al detalle, al igual que nosotros comprendemos sus demandas de autenticidad y perfección.  Esta mutua comprensión merecía un lugar digno de la misma, y es lo que ahora ocurre con la recientemente renovada boutique Goyard en los almacenes de Isetan Shinjyuku en Tokio.

04-15-2013
 

PESO PLUMA

07-04-2014

GATO CHIC

10-11-2013

UN DUO GANADOR

07-10-2013