EN ELOGIO DEL GRIS

12-11-2012

La Goyardine está disponible desde ahora en gris. ¿Una elección segura? Por supuesto, un tono sutil e incomprendido que no es lo que parece.

Los hindúes lo consideran un color sagrado: el de las nubes de incienso que transportan las oraciones de los creyentes hasta el cielo a los incontables dioses del panteón hindú.

En la mitología escandinava, es el color del crepúsculo, un momento de perfecta armonía entre el día y la noche, el bien y el mal.  En la liturgia católica, es el vehículo de la transmigración de las almas de los hombres liberados por fin de su envoltura carnal. Los monjes escoceses de la Hermandad de la Santa Cruz medieval lo escogió como el color emblemático de su orden, ya que creían que era el verdadero color de la pureza, que está a igual distancia de la obviedad de la oscuridad y la arrogancia de la luz. 

El gris no es un color ordinario. De hecho, no es incluso un color, sino una variación de la luminosa intensidad que brilla de una fuente de luz. En otras palabras, es una ilusión. Cuando se trata de pintura, el gris es exactamente lo opuesto a lo que uno podría asumir: verdaderamente no es una mezcla predecible de negro y blanco, sino más bien el encuentro inesperado de pigmentos vivos tales como magenta, turquesa y amarillo. A la vez espiritual y sereno, su insondable misterio ha fascinado a generaciones de artistas. Turner pasó toda su vida tratando de capturar los tonos siempre cambiantes de la pizarra, plata y perla del cielo inglés. Hokusai lo utilizaba como el color central de su famoso Cien vistas del Monte Fuji. Picasso lo llamaba "un color inteligente" que sólo los tontos ignoran, y sólo los pintores reales pueden tocar. Por eso, no es ninguna sorpresa que en neurología se haga referencia a la sustancia que compone el cerebro como la "materia gris". El gris es realmente un color intelectual.

El gris es cualquier cosa menos seguro. Es una elección perspicaz, un truco visual para los entendidos cromáticos, casi una llamada mística. O, al menos, eso es lo que Graham Greene parecía creer cuando escribió en su novela el Poder y la Gloria que "el alma humana no es ni blanca ni negra: está hecha de infinitos tonos de gris".

La Goyardine estará disponible en color gris en todas las boutiques Goyard en todo el mundo en diciembre de 2012. 

12-11-2012
 

PESO PLUMA

07-04-2014

GATO CHIC

10-11-2013

UN DUO GANADOR

07-10-2013