EL PASADO RECUPERADO

11-30-2012

En 1900, François Goyard abrió sucursales en Biarritz y en Monte-Carlo, los dos destinos vacacionales escogidos por la élite a la vuelta del siglo. 

Diversos lugares se fueron siguiendo uno a otro hasta 1930: el Hotel Helder, después el Hotel Hermitage en el Principado; el Grand Hotel, Avenue Edouard VII y finalmente los almacenes Old England en el País Vasco. Después de tres décadas en el negocio, ambas sucursales cerraron como consecuencia del crack de Wall Street en 1929, y su contenido se dispersó. 

De forma milagrosa, Goyard se las ha arreglado para localizar algunas de las características decorativas originales que adornaban a estas "belles" de la olvidada Belle Époque, y hacerlas reparar cuidadosamente por hábiles ebanistas. Los mismísimos paneles y mobiliario de madera elegantes que solían decorar las boutiques de Biarritz y Monte-Carlo hace un siglo han encontrado un nuevo hogar por fin: el local comercial Goyard en Le Printemps de la Mode, que abrió sus puertas el 16 de noviembre de 2012. Una tienda innovadora, realmente, y sin embargo una tienda con un rico pasado, a la altura de sus alrededores: la bella rotonda de entrada en la esquina de la rue Caumartin y la rue de Provence. El local comercial Goyard es el único con acceso directo a la rotonda, cuyas exquisitas molduras y mosaicos están en perfecta armonía visual con su propia y rara decoración interior vintage.

Parece como si Goyard hubiera estado siempre alrededor, y si los elegantes clientes de las antiguas sucursales de Biarritz y Monte-Carlo tuviesen que volver, existen muchas probabilidades de que se encontrasen muy cómodos en los decorados proustianos. 

11-30-2012
 

PESO PLUMA

07-04-2014

GATO CHIC

10-11-2013

UN DUO GANADOR

07-10-2013