A LA CAZA DE LOS SUEÑOS

12-03-2013

Hace unos meses, un caballero americano se puso en contacto con la emblemática tienda Goyard en la rue Saint-Honoré en París. 

Amante del arte y él mismo, dibujante de cómics, tenía una visión muy precisa de lo que quería de Goyard: una caja confeccionada a medida que no actuaría simplemente como una cartera y portadora de herramientas artísticas, sino que, lo que es más importante, presentaría también una superficie de dibujo incorporada a su estructura, en lugar de la mesa plegable con la que están equipados la mayoría de los estuches y baúles para pintores, un detalle que puede parecer engañosamente simple e insignificante para los neófitos, pero que representa realmente un logro técnico sustancial que sólo pueden entregar los artesanos sumamente hábiles.

En otras palabras, este perspicaz caballero estaba a la busca personal del baúl de artista perfecto, uno que reconciliase la utilidad y lo chic, la presentación y la funcionalidad. El hijo y hermano de dos elegantes damas a las que les gustaban todos los artículos de Goyard, estaba familiarizado con la antigua tradición de nuestra Maison de elaboración de piezas sobresalientes hechas bajo pedido y personalizadas para satisfacer los requisitos específicos de un individuo, y de un individuo solamente, e inmediatamente pensó en nosotros como el cómplice ideal para ayudarle a hacer realidad su sueño. Y con toda la razón, ya que desde 1853, siempre hemos recibido con los brazos abiertos a los cazadores de sueños.

De este modo comenzó un proceso igualmente minucioso y estimulante: mediante múltiples comunicaciones y reuniones con nuestros talleres y el estudio de diseño, el sueño gradualmente fue tomando forma, y lo que había comenzado como un baúl Palace modificado se convirtió en una pieza totalmente personalizada: cortes diagonales en sus laterales permiten que una superficie inclinada soporte una mesa de dibujo integrada, que desciende diagonalmente. Pequeños armarios en la parte superior aseguran un rápido acceso a los materiales de dibujo. Un cajón con múltiples compartimentos se extiende a la izquierda cuando la tabla de dibujo está abierta, permitiendo un acceso más cómodo para su propietario zurdo.  Aunque el forro es del color amarillo tradicional de Goyard, una cartera forrada de Goyardine azul a medida que alberga obras en papel vitela bristol de 11x17 pulgadas, el tamaño tradicional de un cómic sin alterar antes de ser reducido para su reproducción, se desliza a la izquierda.

La combinación de colores es igualmente personal y sentimental: la elección de un tono azul claro de lona Goyardine con borde naranja Lozine es un guiño a un reloj de plástico muy querido que el caballero americano recibió como regalo de su hermana, mientras que las rayas verticales rojas y amarillas son un tributo al maletín que contenía sus cómics, blocs de dibujo y lapiceros cuando era niño. En la cara de este primer estuche de artista había rayas similares verticales rojas y amarillas colocadas en el centro. Como ocurre a menudo con Goyard, el pasado y el presente se entrelazan sin fisuras: esta personalización inspirada en la memoria de su niñez es casi idéntica a la del Duque de Windsor por sus propios baúles Goyard. 

12-03-2013
 

PESO PLUMA

07-04-2014

GATO CHIC

10-11-2013

UN DUO GANADOR

07-10-2013